Logo

sábado, 25 de febrero de 2017

Vasitos de pistachos y fresas [Alfabeto Dulce]

Buenos días!!!

¿Qué tal ha ido la semana? Espero que muy bien. Ahora a disfrutar del finde, eso sí, antes de eso os traigo una receta muy original con la que participo en el reto de este mes del Alfabeto Dulce.

La elección de ingredientes de este mes ha corrido a cargo de Sofía (del blog Sugar with Lemon), que eligió los pistachos y de MªJosé (del blog Mi Aventura Cupcake), que eligió las fresas. Solamente puedo decir que son dos cosas que me chiflan, pero mucho mucho... mmm!!!

Y pensaréis... ¿que habrá hecho esta? Pues os lo digo ya, unos vasitos de pistachos y fresas. Claro, así suena un poco raro pero no, los pistachos los he utilizado para hacer un bizcocho y las fresas para hacer una buttercream de fresa.
Sin más, aquí os con la receta (la del bizcocho la he cogido prestada del blog Nunca es demasiado dulce, y el buttercream es de Alma Obregón).

Ingredientes para el bizcocho
- 100gr. de pistachos pelados
- 150gr. de azúcar moreno
- 180gr. de harina integral
- 120ml. de aceite de girasol
- 2 huevos L
- 30ml. de leche semidesnatada
- 1 cdta. de vainilla en pasta
- 1 cdta. de levadura en polvo (tipo Royal)

Preparación del bizcocho
- Pre-calentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
- Engrasamos el molde que vayamos a utilizar con spray desmoldante (también podéis hacerlo con mantequilla o con aceite).
- Tamizamos la harina y la levadura. Reservamos.
- Les quitáis las cáscaras a los pistachos (creo que fue con lo que más tardé... jejeje!). Si podéis comprarlos ya pelados, mucho mejor ^_^.
- Trituráis los pistachos (podéis hacer los trozos más grandes o más pequeños, eso ya va a gusto de cada uno).

- Mezclamos los pistachos con la harina y la levadura que habíamos tamizado antes.
- En otro bol (este que sea grande), batimos el aceite con el azúcar hasta que se mezclen bien.
- Añadimos a la mezcla anterior los huevos. Mezclamos bien hasta que se integren.
- Añadimos la leche y el extracto de vainilla y removemos para incorporarlas.
- Incorporamos la mezcla de harina, levadura y pistachos. Batimos muy bien para que todos los ingredientes se integren y tengamos una masa homogénea y sin grumitos (independientemente de los trocitos de pistachos... jejeje!).
- Vertemos nuestra mezcla en el molde que teníamos engrasado.
- Horneamos unos 45 minutos (o hasta que pinchemos con un palillo y este salga limpio). Cómo siempre digo, vigilad vuestro horno porque puede que lo tengáis hecho antes (o después).
- Una vez horneado, sacamos del horno y dejamos templar 10 minutos en el molde, después, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Mientras se hornea el bizcocho, nos ponemos a preparar el buttercream.

Ingredientes para el buttercream
- 250gr. de mantequilla a temperatura ambiente (textura pomada)
- 325gr. de azúcar glass
- 1 cdta. de extracto de vainilla
- 2 cdas. de leche semidesnatada
- 240gr, de fresas

Preparación del buttercream
- Lavamos las fresas, las escurrimos y las trituramos. Reservamos.

- Tamizamos el azúcar glass.
- En el bol de nuestra batidora, mezclamos el azúcar glass, la mantequilla a temperatura ambiente, la leche y el extracto de vainilla (empezamos a velocidad bajita durante un par de minutos y, después, seguimos batiendo a velocidad media/alta). Tenemos que conseguir una crema súper blanquita, esponjosa y cremosa.
- Añadimos las fresas trituradas y seguimos batiendo otros 5 minutos mínimo (puede que se nos "corte" la mezcla, a mi me pasó, pero no pasa nada, está igualmente buena, así que no os preocupéis).
- Ponemos nuestro buttercream en una manga pastelera y reservamos.

Ahora que ya tenemos nuestro bizcocho y nuestro buttercream, montamos nuestros vasitos.

Montaje de los vasitos
- En un bol grande, rompemos un poco el bizcocho y, con la ayuda de el cachivache de la foto (no recuerdo su nombre... jejeje!!!) lo machacamos hasta hacerlo miguitas.
- Cogemos los vasitos y, uno a uno, vamos poniendo capas de bizcocho desmigado y buttercream hasta llenar nuestros vasitos (en mis vasitos cupieron dos capas de cada, pero si tenéis unos vasitos más grandes pues más capitas... jejeje!!!).
- Para decorar, puse unos corazoncitos de Haribo Toppings y un poquito de bizcochito desmigado.
¿Os ha gustado? La verdad es que yo tenía mis dudas en cuanto a la combinación de sabores pero he de decir que es una combinación muy rica,, de verdad. De echo, los llevé al último día de los cursillos pre-matrimoniales y nos encantaron (sobretodo al cura).

Sin más, os dejo que disfrutéis del sábado (yo en estos momentos estoy probándome vestidos de novia así que estoy disfrutando mucho... aisss!).

Nos vemos mañana con una receta súper fácil y muuuuuuuuuuy buena... ñam ñam.

Besotes,
*MªAmparo*