Logo

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Bizcocho de castañas [Alfabeto Dulce]

Ya estamos a 25 de Noviembre y en un mes ¡NAVIDAAAAAAAAAAAAAD! yo estaré en Vitoria pelándome de frío, pero no pasa nada, me encantaaaaaaaa!!! ^_^

A lo que íbamos, como cada 25 de mes, os traigo una receta con la que participo en el reto de Ana de "Cook the cake". Pero este mes, es más que eso, ya que es el segundo aniversario del reto...
¡FELICIDADES ALFABETO DULCE!

Para celebrarlo teníamos que hacer algo con castañas, ¡oh no, castañas! y poner una vela con un 2 para celebrar el cumple ¿alguien dijo vela? Pues bien, a pesar de no gustarme las castañas (que total lo mismo me daba porque no lo iba a probar) al final me decidí y, buscando por internet, me encontré con una receta de Silvia del blog ChupChupChup que tenía muy buena pinta, el problema, yo no tenía harina de castañas ni ganas de ir a buscarla... jejejeje!!! Así que nada, me compró mi tía 500gr. de castañas, las asé al horno, las pelé y me quedé con la increíble cantidad de 200gr. (el resto se había fugado en pieles y alguna castaña pocha), mi cara fue algo parecido a esto o_O, ¿en serio se me habían esfumado 300gr. solamente con las cáscaras y cuatro o cinco pochas? Pues si, pero bueno, aún así daré gracias porque me quedé con lo justo para picarlas y hacer "harina" con ellas (o algo parecido a una harina).
Sin más os dejo con la receta. No me ha quedado tan cuqui como a Silvia pero la culpa fue mía e hizo ¡plof!, pero bueno, según los catadores estaba muy buena.

Ingredientes
- 150gr. de harina de castañas (en su defecto, castañas asadas y trituradas)
- 1 sobre de levadura tipo Royal (16 gr.)
- 120gr. de azúcar moreno
- 3 huevos L
- Una pizca de sal
- 60gr. de leche fria
- 40gr. de aceite de oliva
- Castañas troceadas (a gusto de cada uno)

Preparación (parte 1)
- Preparamos una bandeja de horno con papel de hornear.
- Colocamos las castañas sobre el papel, habiéndoles hecho un corte.
- Horneamos a 200º durante 20 minutos.
- Una vez pasados los 20 minutos, sacamos las castañas del horno (pero no lo apagamos), las colocamos en un bol y, con ayuda de unas manos inocentes (yo las de mi madre y las de mi chico), pelamos las castañas.
- Pesamos 150 gr. de castañas y las trituramos (mejor en frío). El resto, las cortamos a trocitos pequeños.

Ahora que ya tenemos la "harina" de castañas, seguimos con nuestra preparación (si tenéis harina de castañas, podéis olvidaros de los pasos anteriores).

Preparación (parte 2)
- Separamos las claras de las yemas.
- En un bol (grande), batimos las yemas junto con el azúcar moreno hasta que doblen su volumen.
- Añadimos la leche y el aceite de oliva. Mezclamos.
- Incorporamos la harina de castañas poco a poco a la anterior mezcla y, además, añadimos la levadura. Batimos bien hasta que la mezcla sea lo más homogénea posible.


- En otro bol, montamos las claras a punto de nieve (añadimos aquí la pizquita de sal). Tenemos que conseguir que nos quede bien montada, que si le damos la vuelta al bol no nos caiga ^_^
- Una vez montadas, las añadimos poco a poco a la mezcla anterior con movimientos envolventes y con mucho cuidado para que no pierdan mucho aire y nos quede una masa esponjosa (a la vez que homogénea).

- Vertemos nuestra masa en un molde previamente engrasado (yo he utilizado uno desmoldable de 23cm.).
- Espolvoreamos las castañas en trocitos por encima.
- Bajamos la temperatura del horno a 180º y horneamos durante 30 minutos (teniendo en cuenta que cada horno es un mundo).
- Cuando hayan pasado los 30 minutos (o pinchemos con un palillo y esté limpio), sacamos nuestro bizcocho del horno y dejamos templar unos 15 minutos en el molde.
- Después, desmoldamos y dejamos que se enfríe sobre una rejilla (aunque en mi caso directamente corté un trozo, le puse azúcar glass por encima y se lo serví a mi madre para que se lo comiese recién hecho... jejeje!!).

¿Que os ha parecido? La verdad es que yo he quedado francamente maravillada ya que no imaginaba que pudiese salir un bizcocho con mi churro-harina de castañas, además, por lo que me han dicho, tiene un sabor muy suave y no sabe a castañas (cosa que está muy bien si, como a mi, no te gustan... jejeje!).

Besotes y nos vemos el domingo con una receta más que espectacular... mmm!!!

*MªAmparo*