Logo

viernes, 10 de julio de 2015

Pasteles de Belem sin gluten [Reposteras por Europa en Portugal]

Buenos días!!!

Ya estamos a viernes y además, estamos a 10, y eso significa que las reposteras más viajeras estamos de vuelta, y esta vez nos hemos ido cerquita de casa (las que vivan más el oeste de la península aún lo tendrán más cerca, a mi me pilla a la otra punta...jejeje!).
Efectivamente, nos hemos ido a nuestro país vecino, Portugal, de la mano de Montse del blog No sin mi taper ^_^
La verdad es que encontré muchas recetas que me gustaron pero Jon me dijo que probase a hacer los famosos pasteles de Belem (en portugués pastéis de Belém o pastéis de nata) y así ha sido, eso si, los he hecho sin gluten para que su prima (que está aquí de vacaciones) pueda comer también.
La receta la he tomado prestada de mi querida Gemma de Cookies para todos, aunque he variado un poco los ingredientes (más que nada porque me parecía que me quedaba corta). Eso si, creo que han quedado deliciosos porque huelen... mmm!!!!

Sin más, os dejo con la receta:

Ingredientes
- Una plancha de hojaldre (sin gluten)
- 4 yemas de huevos L
- 250 ml. de nata
- 250 ml. de leche
- 180 gr. de azúcar
- 30 gr. de maicena
- La corteza de medio limón
- Una rama de canela

Preparación
- Engrasamos las cavidades de un molde para cupcakes.
- Estiramos el hojaldre y, con la ayuda de un cortador circular o un vaso más grande que las cavidades del molde, cortamos círculos.
- Rellenamos las cavidades con los circulos de masa para formar unas tartaletas.
- Metemos la bandeja en la nevera para que enfríe y endurezca un poco la masa.

Mientras, vamos a preparar el relleno:
- Mezclamos en un bol el azúcar y la maicena.
- Seguidamente añadimos las yemas y volvemos a batir hasta que se incorporen.
- Ahora añadimos la leche y la nata y volvemos a mezclar hasta conseguir una "crema" homogénea (estará líquida pero es normal).
- Añadimos la corteza de limón y la canela, mezclamos.
- Ponemos al fuego y removemos (no podemos parar porque sino se nos puede cuajar).
- Cuando empiece a hervir, retiramos al cazo del fuego.
- Vertemos la crema en un bol que esté frío para que se enfríe más fácilmente (podéis meterla en la nevera un rato para acelerar el proceso, yo lo he hecho...jejejeje!!!).
- Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo.
- Una vez tengamos frío nuestro relleno, sacamos la bandeja con la masa de la nevera y rellenamos las cavidades con la crema.
- Metemos en el horno a 200º o 250º (depende lo que tire vuestro horno) durante 15 o 25 minutos (dependiendo de vuestro horno llevando mucho cuidado de que no se os quemen).
- Pasado el tiempo, los sacamos y dejamos enfríar y...

¡YA TENEMOS UNOS DELICIOSOS PASTELES DE BELEM (o algo parecido)!
Los servimos espolvoreados con un poco de azúcar glass y canela, o sólo con azúcar, o sin nada... como queráis, yo creo que lo de menos es el acompañamiento...jejeje!!


Espero que os hayan gustado! Yo estoy muy contenta con el resultado... solo me falta saber que tal están ya que son para el postre de mañana... ya os contaré... jejeje!!! Ya sé como están y solamente puedo decir una cosa ESPECTACULARES! Todos quedaron boquiabiertos con estos dulces y yo quedé muy sorprendida de cómo algo tan sencillo de hacer podía estar tan bueno, de verdad que son una delicia, recomendados 100%.

Nos vemos prontito!!! Besotes!!!

*MªAmparo*

PD: Me voy a dormir que son las tres de la madrugada y a las 7 me tengo que levantar para ir a trabajar... pero no pasa nada, mañana ya es viernes (bueno, hoy ya es viernes... jejeje!!)