Logo

lunes, 5 de enero de 2015

Tarta de queso con arándanos

¿Como estáis? Yo con un catarrazo espectacular, mocosa y sin voz, aparte de estresada porque tengo que hacer los roscones para esta noche y mañana y no tengo tiempo ya que este año ha caído lunes... aissss... por lo demás bien... jejejeje!! ^_^

Aissss que esta noche vienen los Reyes Magos ¡que ilusión! ¿Que habéis pedido? Yo la verdad es que nada en especial porque lo que quiero es muy caro así que les dejo que ahorren para la Kitchen Aid en color azul o en color frambuesa porque para el año que viene, si pueden, también la voy a querer... jejejeje!!!
De todos modos, traigan lo que traigan yo estaré encantada, soy muy fácil de contentar... jejeje!!

Bueno, a lo que venía, una receta indispensable en cualquier casa.
¿A quien no le gusta la tarta de queso con arándanos? Yo creo que a todos nos encanta, excepto a mi amiga Natalia que es un poco especial para la comida... pero bueno, es un caso aparte, aún así, la quiero :D


Esta, es una una tarta súper fácil de preparar, con unos ingredientes que podemos encontrar en cualquier supermercado y con un resultado excepcional, así que ya sabéis, para cualquier ocasión es perfecta!!!!!

Vamos con la receta...

Ingredientes para el relleno
- 400ml. de nata para postres (35% m.g. mínimo, aunque la de Mercadona que es de 33,1% m.g. también nos sirve)
- 400gr. de queso crema (tipo Philadelphia y no light)
- 250ml. de leche semidesnatada (o entera)
- 150gr. de azúcar
- 2 sobres de cuajada Royal

Para la cobertura de mermelada
- 1 bote de mermelada de arándanos (si os gusta más otra, adelante, a gusto de cada uno)
- 3 hojas de gelatina neutra

Ingredientes para la base
- 1 paquete y 1/2 de galletas (yo le pongo Gullón integrales porque me encantan pero cualquiera sirve)
- Mantequilla (o margarina) - a ojo (cuando veo que se quedan las galletas bien empapadas y se pueden hacer pelotitas con la mezcla, ahí dejo de echarle mantequilla)

Molde
Yo utilizo un molde desmontable de 23cm. de diámetro, pero si tenéis uno de 26cm. (por ejemplo) no hay problema, lo único que quedará más finita la tarta.

Preparación de la base de galleta
- Colocamos papel de hornear en la base del molde (yo lo recorté a la medida pero podéis coger un trozo cuadrado y pinzarlo con el aro del molde).
- El siguiente paso es triturar las galletas. Si tenemos picadora ¡genial! cogemos las galletas por tandas y las vamos triturando (más que nada porque todas a una no vamos a poder a no ser que tengamos una picadora industrial). Cuando las tengamos trituradas las vamos colocando en un bol.
- Ahora es el turno de la mantequilla. La derretimos al microondas (yo la pongo 20 segundos, la saco del micro, la muevo y la vuelvo a meter otros 20 segundos, y así hasta que esté derretida).  Una vez tengamos toda la mantequilla derretida, la vertemos en el bol donde habíamos puesto las galletas trituradas y vamos mezclándolo bien con una cuchara, por ejemplo.
- Cuando tengamos la mezcla con consistencia (tenemos que ver que la mantequilla ha mojado bien todas las galletas), la echamos en el molde y la esparcimos bien por toda la base, ayudándonos de una cuchara hasta que nos quede una base uniforme y lisa.
- La guardamos en la nevera para que se quede durita y seguimos con nuestra tarta...

Preparación del relleno
- Mezclamos todos los ingredientes en un cazo, y lo ponemos al fuego (yo lo puse al 7 en la vitroceramica). Vamos removiendo sin parar hasta que todo se haya integrado, quede una mezcla uniforme y sin grumitos.
- Dejamos que hierva un poco la mezcla y en ese momento, retiraremos del fuego, sacaremos nuestro molde de la nevera y verteremos sobre la base de galletas la mezcla del relleno.
- Ahora tenemos que dejarlo templar, y cuando esté practicamente frío, lo meteremos en la nevera y lo dejaremos que cuaje bien (yo lo hago de un día para otro).

Cuando ya tengamos nuestra tarta cuajada y fría, prepararemos cobertura de mermalada...

Preparación cobertura de mermelada
- Poner las hojas de gelatina en un bol con agua para que se hidraten.
- Vertemos el contenido del bote de mermelada en un cazo al fuego. Calentamos sin que llegue a hervir.
- Cuando la mermelada esté caliente y las gelatinas se hayan hidratado, escurriremos estas últimas y las verteremos en el cazo junto con la mermelada. Mezclamos bien para que se integren.
- Apartamos del fuego y, seguidamente, la verteremos sobre el relleno de queso de nuestra tarta (que acabaremos de sacar de la nevera), con mucho cuidado ya que la mermelada está calentita.
- Dejamos templar y metemos en la nevera un par de horas o hasta que haya gelatinizado la merlada.

Ya tenemos lista nuestra deliciosa tarta de queso con arándanos ¡yupie!


Aunque veáis muchos pasos, no os asustéis, pensad que lleva varias capas y cada una su preparación, pero es muy sencillo, os lo prometo.

Espero que os haya gustado esta receta y que probéis a hacerla, triunfaréis seguro... jejeje!!

Muchos besitos y hasta pronto!!!

*MªAmparo*