Logo

jueves, 25 de septiembre de 2014

Suspiros... los de mi iaia

Woooooooooooolas!!!!

Lo sé, he venido muy pronto pero quería enseñaros una receta muy fácil y muy rica, típica de mi iaia en diferentes épocas del año (fiestas de la virgen, navidades…).

¡SUSPIROS!


Como el día 7 de Octubre son las fiestas de aquí y mi tía iba a hacer las pastas (como mi iaia ya no está ahora las hace ella), le dije que este año me iría a su casa para ayudarla a hacerlas, y así fue. El lunes, cuando salí de trabajar, me fui a su casa y allí que nos pusimos, o más bien me puse porque al final terminé haciéndolas yo (cosa que a ella le viene genial porque sino al día siguiente le duele el brazo de estar haciéndolo todo ella y así ni le dolió a ella ni a mí, y además, si salen malas no le pueden echar la culpa sus amigas porque no las ha hecho ella... jejeje!).

INGREDIENTES 

•4 claras L
•500gr. de azúcar molido

•Azúcar molido y canela – para espolvorear por encima antes de meter al horno

PREPARACIÓN

•Precalentamos el horno a 160º.
•Colocamos papel de hornear sobre las bandejas de horno que vayamos a usar.
•Separamos las claras de las yemas. Las yemas las guardamos para utilizarlas en otra cosa porque para hacer nuestros suspiros no nos hacen falta.
•Montamos las claras a punto de nieve con unas varillas. Estarán listas cuando le demos la vuelta al bol y no se nos muevan.
•Una vez las tengamos montadas, le vamos añadiendo el azúcar poco a poco sin parar de batir. Cuando ya hayamos echado todo el azúcar, batimos un poquito más para que el azúcar se reparta bien. Nos quedará una mezcla muy rica… mmm.
•Ahora es el momento de colocar nuestros suspiros en las bandejas de horno.
Yo hubiese cogido esa mezcla, la hubiese metido en una manga pastelera (con o sin boquilla) y fácilmente habría hecho bolitas, florecitas, estrellitas… pero como esta vez las íbamos a hacer tradicionalmente, cogimos con una cuchara sopera  y empezamos a hacer montoncitos sobre el papel de hornear hasta terminar con toda la mezcla.
•Una vez colocados todos los suspiros en las bandejas, los espolvoreamos con la mezcla de azúcar molido con canela y directos al horno durante unos 15 – 20 minutos controlando muy bien para que no se nos quemen.
•Una vez los saquemos del horno, los dejamos que se enfríen y los guardamos en un recipiente (aconsejable que no sea de plástico, no me digáis porque, son cosas de mi tía).

Ale, ya tenemos nuestros suspiros listos para disfrutar!!!

Espero que os haya gustado y que la probéis, tradicionalmente o dándole un toque moderno.

Muchos besotes y nos vemos prontito con otra de las pastas típicas de mi iaia!!! ^_^

*MªAmparo*