Logo

domingo, 22 de septiembre de 2013

Tarta 3 chocolates... mmm!!!!

Ya estoy aquí otra vez... jejeje!!!

Bueno, ya se nos está terminando el fin de semana y mañana tendremos que volver a la rutina... y yo empezaré a contar los días que quedan para que llegue el viernes (es así siempre así que no es una novedad que digamos... jejejeje!!!).

Estaba pensando que era imposible no saber que publicar si está clarísimo...

Es la tarta que no puede faltar en tu libreta de recetas, en una fiesta de cumpleaños, en una comida familiar, con amigos...etc. Es, para mi y junto a la "Tarta de queso con arándanos", una de las tartas más fáciles que hay en este mundo, y sobretodo ¡LA MÁS RICA DE TODAS! Y si no es la más rica, lo casi es... mmm!! Yo es que soy piscis y no puedo elegir pero es una auténtica delicia (a mi amiga Arabella le encantaaa... ¿o le pirra? no lo tengo claro pero si por ella fuese estaría yo haciendo tarta tres chocolates todos los días para ella... jejeje!!

Muchísima gente la hace con la Thermomix, pero yo la hago a Thermomanos y me sale riquísima y además, en menos de 1 hora está lista (a falta de dejarla reposar en la nevera claro... jeje!).


Ingredientes para "el relleno":

- 3 sobres de cuajada Royal
- 150 gr. de chocolate blanco
- 150 gr. de chocolate con leche
- 150 gr. de chocolate negro
- 500 ml. de leche entera
- 1 litro de nata (a ser posible de más de 35% m.g., pero si no tenemos, la de Mercadona que ahora es de 33%m.g. también nos vale)

Ingredientes para la base:

- 1 paquete y 1/2 de galletas (yo le pongo María integral porque me encantan pero cualquiera sirve)
- Mantequilla - a ojo (cuando veo que se quedan las galletas bien empapadas y se pueden hacer    pelotitas con la mezcla, ahí dejo de echarle mantequilla)

Molde

Yo utilizo un molde desmontable de 23cm. de diámetro, pero si tenéis uno de 26cm. (por ejemplo) no hay problema, lo único que las capas quedarán más finas, pero estará igualmente riquísima :D

Preparación de la base de galleta:

Cogemos el papel de hornear, lo ponemos encima de la base del molde y con el aro lo pinzamos. Una vez pinzado, ya podemos cortarlo y guardar papel sobrante.

El siguiente paso es triturar las galletas. Si tenemos picadora ¡genial! cogemos las galletas por tandas y las vamos triturando (más que nada porque todas a una no vamos a poder a no ser que tengamos una picadora industrial). Cuando las tengamos trituradas las vamos colocando en un bol.


Ahora es el turno de la mantequilla. La derretimos al microondas (yo la pongo 20 segundos, la saco del micro, la muevo y la vuelvo a meter otros 20segundos, y así hasta que esté derretida).
Una vez tengamos toda la mantequilla derretida, la vertemos en el bol donde habíamos puesto las galletas trituradas y vamos mezclándolo bien con una cuchara, por ejemplo.
Cuando tengamos la mezcla con consistencia (tenemos que ver que la mantequilla ha mojado bien todas las galletas), la echamos en el molde y la esparcimos bien por toda la base, ayudándonos de una cuchara hasta que nos quede una base uniforme y lisa. La guardamos en la nevera para que se quede durita y seguimos con nuestra tarta...


Preparación del "relleno":

Cogemos el medio litro de leche entera y el litro de nata y los mezclamos en un bol.

El siguiente paso es coger las diferentes tabletas de chocolate y partirlas en trocitos para que así, luego, sea mucho más fácil de preparar cada capa.

Empezamos preparando la primera capa de nuestra tarta y para ello haremos lo siguiente. En un cazo a fuego medio-alto (al 7) vertemos 500ml. de la mezcla de nata y leche que habíamos preparado antes, los 150gr. del chocolate negro y 1 sobre de cuajada. Vamos removiendo sin parar (para que no se nos queme ni se formen grumitos) hasta que empiece a hervir (a mi me suele tardar unos 10 minutos más o menos). Una vez hierva, la retiramos del fuego, sacamos nuestro molde con la base de galleta y vertemos la mezcla sobre ella. La guardamos en la nevera hasta que tengamos lista la próxima capa.

Ahora seguimos con la siguiente capa, la de chocolate con leche. Para esta, hacemos exactamente lo mismo que con la anterior, pero esta vez, antes de que vayamos a volcar nuestra capa de chocolate con leche, rayamos con un tenedor la que ya teníamos (en nuestro caso la de chocolate negro), pero solamente un poco, únicamente para que se enganche bien una capa con la otra. Ahora vertemos la mezcla de chocolate con leche ayudándonos de una cuchara sopera, para que no caiga toda la mezcla de golpe en la tarta y nos la estropee, de este modo caerá con suavidad y se irá repartiendo por el molde poquito a poquito. La volvemos a meter en la nevera para que cuaje más rápidamente.

Para nuestra tercera y última capa, haremos exactamente lo mismo que con la anterior, y cuando hayamos terminado, dejamos reposar un tiempo hasta que enfríe y cuaje un poquito, y una vez templada, a la nevera hasta el día siguiente (para mi es lo mejor, de un día para otro, pero también podéis hacerla por la mañana para comerla por la noche)

Una vez hemos terminado, dejamos reposar.
Una vez cuajada se mete en la nevera hasta el día siguiente.

Esta tarta se la hice a mi amiga Nati, y para darle la forma utilicé un cortador de flor

Y después de este súper testamento, no os preocupéis, ES MUCHÍSIMO MÁS FÁCIL DE LO QUE PARECE!!! Hay mucha explicación pero luego es pan comido, prometido, os lo digo yo que no había tocado la cocina nunca y lo primero que hice fue hacer esta tarta y el resultado fue GENIAL!!!!

Espero que os haya gustado esta entrada y que, sobretodo, probéis a hacerla y veréis como triunfáis donde la llevéis ^_^

Besitooooooooooooooooooooooooooos y hasta la próxima entrada!!!

PD: Encontré la pulsera de hematites que quería... yipie!!!!

Mirar que bonitas son mis pulseras de hematites (las dos que están juntitas, oscuro/plateadas debajo de la de bolitas blanca y azul) ^_^